Cómo convivir con tus vecinos en un Condominio

Convivir con tus vecinos puede ser más fácil si se elabora un manual de convivencia. ¡Te enseñamos qué aspectos tomar en cuenta en su elaboración!

La convivencia entre vecinos sigue siendo un gran problema cotidiano. Ya sea en un vecindario o en un condominio, nunca faltan las quejas por ruidos en las noches, fiestas a todo volumen u objetos y desperdicios que estorban el paso. Aunque los reclamos ayudan, en realidad resultan ser momentos tensos e incómodos que todos queremos evitar.

En el caso de las personas que habitan en condominios la preocupación por este problema es mucho más seria, puesto que se trata de un conjunto de personas que comparten áreas comunes, e incluso conforman un colectivo de propietarios con representación legal (en caso de estar inscritos en registros públicos).

Sin embargo, a diferencia de los vecinos de una calle o vecindario, un condominio permite establecer normas de convivencia que deben ser aprobadas y respetadas por todos. Si bien su elaboración puede ser tediosa e incluir aspectos legales o administrativos, en realidad los dolores de cabeza recaen en definir qué puntos deben ser considerados en su elaboración.

Nuestra experiencia administrando condominios nos ha permitido enumerar la siguiente lista de puntos a considerar para que puedas elaborar un buen manual de convivencia en conjunto con tus vecinos:

1-. Áreas comunes

El uso de las áreas comunes como escaleras, ascensores, cocheras, o pasillos debe ser normado, puesto que son espacios compartidos. Por ejemplo, se puede establecer que dichas áreas deben ser utilizadas por los residentes con fines de circulación, prohibiendo que las usen para otros fines ni que coloquen paquetes o bultos que estorben el paso a otros residentes. Aunque muchos vecinos quieren adornar los pasadizos con macetas u otros ornamentos, esto es posible si se llega a un acuerdo entre los propietarios de un piso y sin que dichos objetos se opongan a las normas de seguridad. Las zonas recreativas como piscinas, parrillas o gimnasios también deben ser normadas para su uso y reservas.

2-. Ruidos molestos

La tranquilidad es un detalle exigido por los habitantes de todo condominio. Por ello, se puede acordar en prohibir ruidos en las áreas comunes que alteren la paz de los residentes. Asimismo, se debe exigir respetar la moral y las buenas costumbres y evitar protagonizar escándalos en el edificio. Sin embargo, se pueden permitir reuniones sociales siempre y cuando estas se realicen en los límites de los departamentos, en horarios definidos (como feriados y fines de semana) y con un volumen moderado.

3-. Mudanzas

La mudanzas de nuevos propietarios o inquilinos es un tema que también debe considerarse. Se pueden definir horarios para llevarlas a cabo, así como considerar algunas medidas de seguridad y orden. Por ejemplo, se puede establecer que el personal que efectúe la mudanza se registré en portería. También que los vehículos que transportan muebles pesados no utilicen los estacionamientos y permanezcan en el área externa. Lo importante es evitar poner obstáculos al tránsito de otros propietarios. Del mismo modo, se debe limitar el transporte de objetos pesados por el ascensor.

4-. Basura

La limpieza es importante para un buen vivir. Con fines de salubridad se puede acordar un horario para recolectar la basura y usar distintos contenedores para diferentes tipos de basura. Si se incentiva el reciclaje se contribuye con el medio ambiente. Se puede también emitir reglas para que los residentes compriman el volumen de su basura y que no depositen ciertos objetos. Recordemos que los electrodomésticos viejos o los materiales de construcción no deben ser considerados como basura.

5-. Mascotas

Las mascotas son buenas compañeras, pero debemos se responsables a la hora de convivir con nuestros vecinos. Se puede establecer que los perros vayan acompañados por su dueño con una cadena por las áreas comunes. Es necesario señalar que el dueño debe hacerse cargo de la suciedad o daños que pueda provocar el animal sobre la infraestructura del edificio. Por otro lado, los propietarios deben controlar a sus mascotas para que no causen molestias a sus vecinos. No olvidemos que otros propietarios están en su derecho de quejarse a la municipalidad.

Si tienes mascotas recuerda que deben llevar cadena cuando caminen por las áreas comunes. (Imagen: Pixabay).

6-. Inquilinos

Generalmente muchos problemas de convivencia ocurren cuando inquilinos nuevos llegan a vivir al condominio. Se pueden evitar problemas si los propietarios informan a la administración sobre los datos de sus inquilinos. Lo más importante es la inclusión en los contratos de cláusulas sobre las normas de convivencia. También deben establecerse penalidades en caso de incumplimiento.

Recuerda que debes contemplar las normas de convivencia en el contrato con tus inquilinos. (Imagen: Pixabay).

7-. Seguridad

Las normas de seguridad son importantes en todo lugar. Para un condominio se debe establecer una serie de recomendaciones. Por ejemplo, que se verifique la presencia de fugas de gas o agua en las viviendas. Los trabajos de limpieza también deben tener normas. Otro ejemplo sería el cuidado al limpiar las ventanas para que no caigan objetos a los pisos inferiores. Otro consejo es que los residentes deben asegurarse que la puerta principal del edificio quede bien cerradas al salir.

Por seguridad ten cuidado de poner objetos que puedan caer desde tu balcón o ventana. (Imagen: Pixabay).

8-. Administración

Para finalizar no hay que olvidar que la administración del edificio cumple un papel fundamental en las normas de convivencia. La administración debe ser la encargada de acordar las normas en conjunto con los vecinos, comunicarlas y fiscalizar su cumplimiento.Asimismo, debe encargarse de fijar reglas a su personal y definir cómo serán los pagos de cuotas de los propietarios. Esto último sería una regla más para una buena convivencia.

Con estos puntos esperamos poder ayudarte a convivir con tus vecinos. Recuerda que el servicio de administración inmobiliaria de Cloudominio te puede ayudar a fijar un manual de convivencia. Así podrás fiscalizar su cumplimiento para que tengas una vida más tranquila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *